Los jóvenes, la tecnología y su salud mental

Hoy, 10 de octubre, es el Día de la Salud Mental, denominado así por la Organización Mundial de la Salud. El siguiente artículo fue publicado por el Profesor Chong Siow Ann, psiquíatra y Vice Presidente del Directorio de la Mesa de Investigación Médica del Instituto de Salud Mental de Singapur. Extraemos algunos conceptos impresos en el día de hoy en el periódico The Straits Times de ese país.


Cuando pensamos en celulares, normalmente nos enfocamos en los jóvenes. Es cierto que los celulares pueden provocar ansiedad, como también pueden ser un medio portátil de escaparse de un presente demasiado innmediato y estresante. facilitando un instantáneo retiro a un mundo que nos ofrece un respiro, donde no hay que pensar en la escuela, estudios, actividades, exámenes y tampoco hay obligación de enfrentarse a personas y conversar con ellas cara a cara. Pero esta es también una estrategia de evasión que fácilmente puede adoptarse y convertirse así – a la larga – en un formato de adaptación social deficitaria.

rawpixel-1084273-unsplash

Lo que raramente hacemos es pensar en el efecto que tiene su uso (o mal uso) cuando son los adultos los que están distraídos con alguna forma de tecnología.

La calidad de la intervención de los padres con sus hijos es un factor clave en el desarrollo de problemas psicológicos y emocionales durante la temprana edad. Una falta de sensibilidad en el trato con los niños y el uso de métodos rigurosos han sido vinculados casualmente al desarrollo posterior de problemas de comportamiento entre los jóvenes.

La inserción de las tecnologías online en el medio del vínculo entre padres e hijos ha complicado el relacionamiento mutuo y no sólo debemos preocuparnos del constante contacto de los niños o jóvenes con ellas. Los padres pueden quejarse que sus hijos muchas veces los “mantienen entre paréntesis” mientras escrudiñan sus celulares, pero los adultos también podrían estar haciendo lo mismo con sus hijos, generando así un daño a su potencial bienestar.

En un estudio realizado recientemente en la ciudad de Boston (EEUU), 55 padres fueron observados mientras almorzaban acompañados de uno o más chicos. Cuarenta de esos padres estaban completamente enfocados en sus celulares en diversos grados, algunos incluso ignorando completamente a sus hijos. Cuando éstos hacían intentos de llamar su atención, frecuentemente fueron directamente ignorados.

Los padres que están distraídos por sus celulares no solo se pierden de identificar las señales emocionales de sus hijos, sino que además las mal interpretan. Un padre o una madre reconcentrados son estadísticamente más hostiles e irritables que los que prestan atención a los pequeños; y son más rápidos en asumir que el niño pretende manipularlos, cuando lo que probablemente quiere es simplemente la atención indivisa de su guardian.

Esta falta de conexión – o conexión parcial – le comunica al niño una falta de interés de parte del padre. Le subraya que un correo, un tweet o un mensaje son más importantes en su vida que las preguntas o comentarios de sus hijos.

ross-sneddon-1053953-unsplash

 

Los investigadores han elegido un término para definir este fenómeno: tecnoferencia.

Las interrupciones constantes a los diálogos personales (los que hacemos frente a frente) generados por la tecnología, han demostrado generar mayores niveles de frustración en los niños, hiperactividad, quejas, mal humor e incluso rabietas.

Dado todo lo que se sabe hasta la fecha de los efectos de vidas crecientemente vividas online, no nos sorprende que para conmemorar el Día Mundial de la Salud Mental, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha visto obligada a señalar los peligros que representan el creciente uso de los sistemas que nos conectan a redes virtuales.

Como muchas de estas tecnologías online son transformadoras, esenciales, empoderadoras e inevitables, debemos pararnos un instante y preguntarnos lo que estamos logrando con su uso en relación a nuestros jóvenes, con los demás adultos y las consecuencias de nuestras acciones en relación a las nuevas generaciones.

Es quizás momento de rebalancear nuestras vidas y poner a estos instrumentos tecnológicos en el lugar que merecen, como un apoyo, una herramienta más que nos potencia, pero lejos de ser el centro de nuestro Universo.


Imágenes cortesía de Rawpixel y Ross Sneddon – Unsplash

 

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

thời trang trẻ emWordpress Themes Total Freetư vấn xây nhàthời trang trẻ emshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữHouse Design Blog - Interior Design and Architecture Inspiration