La evaluación formativa como método de aprendizaje para alumnos

Si le preguntamos a cinco docentes su definición de evaluación formativa, no es imposible que obtengamos cinco respuestas diferentes. Pero si bien las definiciones pueden variar, seguramente hay pocas diferencias respecto a su característica central: su poder de brindar información sobre lo que están aprendiendo los estudiantes, mientras están aprendiendo.  

Cizek, un profesor de mediciones educativas y evaluaciones en la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill, identifica tres grandes líneas de pensamiento vinculadas a la evaluación formativa.

1. Una línea la ve simplemente como evaluaciones rápidas sobre las que se puede tomar acción, que le proveen información al docente en su proceso de educar, como si fueran “mini puntos de referencia” o “mini pruebas acumulativas”.

2. Una segunda línea adopta el mismo concepto, pero agrega que los docentes no sólo ganan una percepción sobre sus alumnos sino que lo hacen sobre su propia práctica instructiva también. De las evaluaciones formativas los docentes pueden ver qué estrategias han funcionado y cuáles no.

3. Otro punto de vista vinculado a la evaluación formativa tiene un énfasis primario muy diferente: entiende que son prácticas de enseñanza diseñadas para ayudar a los alumnos a comprender:

  • cuales son sus metas de aprendizaje
  • determinar cuanto les falta para alcanzar la meta y
  • qué deben hacer para alcanzarlas

Los proponentes de este punto de vista de la evaluación formativa creen que las habilidades meta cognitivas, de auto regulación y de auto evaluación  aprendidas por los estudiantes los beneficia para toda la vida. 

Algunos colegios enseñan a sus alumnos a evaluar sus propios trabajos y los de sus pares en su clase para comprender mejor donde están parados en su proceso educativo y donde deben estar. Razonar los temas y corregirlos forma parte del proceso educativo.

En cualquiera de los casos, durante el proceso el docente se planteará varias interrogantes, tales como:

  • ¿Qué quiero que mis estudiantes aprendan?
  • ¿Cómo sabré si lo han aprendido?
  • ¿Qué estrategias usar, para corregir las dificultades?
  • Para dar respuesta a sus preguntas, el docente necesariamente tendrá que establecer:
    • Los objetivos de aprendizaje,
    • El contenido pertinente para el logro de los objetivos planteados.
    • Las habilidades, destrezas y valores que desea desarrollar en sus estudiantes.

Las recomendaciones subrayan la importancia de enfocarse en documentar el crecimiento de cada individuo en particular, y nunca comparar los estudiantes entre sí, destacando sus fortalezas en lugar de sus debilidades.

Fuentes: Education Week, Margarita de los Santos MA Directora de Evaluación Educativa de la SEE.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

thời trang trẻ emWordpress Themes Total Freetư vấn xây nhàthời trang trẻ emshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữHouse Design Blog - Interior Design and Architecture Inspiration