El poder de las habilidades socio emocionales para promover el bienestar

¿Cuáles son las habilidades que promueven el bienestar y progreso social?

Diseñadores de políticas educativas, incluyendo once Ministros y Subsecretarios de Educación discutieron esta pregunta en la reunión informal de nivel ministerial de la OECD realizada en Sao Paulo (2014).

Llegaron a una conclusión unánime: debe desarrollarseel joven integral, con un conjunto equilibrado de habilidades cognitivas y socio emocionales, para mejor enfrentarse a los desafíos del siglo 21.

Padres, educadores y empleadores tienen claro que jóvenes con talento, motivados, que saben trazarse metas y actuar sobre ellas, con educación terciaria, tienen lo que se requiere para superar las tormentas que enfrentarán a lo largo de su vida, obtener buenos resultados en su trabajo y ulteriormente tener una vida plena y satisfactoria.

Sin embargo, existen diferencias considerables entre los países y jurisdicciones locales respecto a las políticas y programas diseñados para medir y enaltecer habilidades socio emocionales como la perseverancia, auto estima y sociabilidad. Esta habilidades rara vez son tomadas en cuenta en las decisiones de admisión de escuelas y universidades.

Los jóvenes precisan habilidades cognitivas y socio emocionales para alcanzar resultados de vida positivos. 

Evidencia que nace de un análisis de estudios longitudinales en nueve países de la OCDE demuestran que tanto las habilidades cognitivas como las socio emocionales juegan un rol importante en mejorar los resultados tanto económicos como sociales. Incrementar los niveles de habilidades cognitivas de los jóvenes – tal como se miden en las pruebas de lecto escritura o de resultados académicos y calificaciones académicas, pueden tener un impacto particularmente fuerte en el presentismo de educación terciaria y resultados en el mercado laboral. Levantar los niveles de habilidades socio emocionales – como la perseverancia, auto estima y capacidad de socializar – pueden, a su vez, tener un efecto muy fuerte en mejorar resultados vinculados con la salud, bienestar general así como la reducción de comportamientos anti sociales. Las perspectivas futuras de los niños están fuertemente afectadas por dimensiones sociales y emocionales, como su estado de conciencia, capacidad de socializar y estabilidad emocional. Importa destacar que las habilidades socio emocionales no actúan aisladamente, sino que interactúan con las habilidades cognitivas, en una suerte de fertilización cruzada, realzando las posibilidades de que un niño tenga mejores resultados más adelante en su vida.

tlim1

Padres y maestras pueden ayudar a mejorar las habilidades socio emocionales de los chicos, promoviendo fuertes vínculos entre sí y fomentando experiencias de aprendizaje prácticas. 

Tal como indicaba Carol Dweck respecto a la diferencia entre una mentalidad estática y una expansiva, los niños no nacen con un “set” fijo de habilidades. Algunas habilidades muy importantes son maleables y el sistema educativo juega un rol importante en su correcto desarrollo. El informe sugiere que promover fuertes relaciones entre los educadores (padres, maestras, mentores) y los niños, aplicando ejemplos de la vida real (ABP Aprendizaje en base a proyectos) y la experiencia práctica en las actividades curriculares y extra curriculares, son algunas de las formas más efectivas para fortalecer su sentido de responsabilidad, capacidad de trabajar en equipo y su auto confianza.


 

Como las “habilidades engendran habilidades” una intervención temprana en habilidades sociales y emocionales puede jugar un rol importante en efectivamente levantar las habilidades y reducir disparidades educativas, laborales y sociales. 


 

Las habilidades socio emocionales son más maleables entre la niñez y la adolescencia. Inversiones tempranas en el aprendizaje de habilidades socio emocionales son particularmente importantes dado que estas habilidades se desarrollan progresivamente, construyendo sobre la base de los aprendizajes previos. Por otra parte, si se alcanzan niveles más altos de manejo de habilidades socio emocionales (auto confianza, perseverancia, iniciativa, responsabilidad, etc.) los alumnos se beneficiarán aún más de futuras inversiones en habilidades cognitivas (matemáticas, ciencias, etc.). En consecuencia, pequeñas brechas en habilidades en la época temprana de la vida pueden llevar a brechas significativas cuando se miden en relación al ciclo completo de vida. Intervenciones y estudios longitudinales de gran escala proveen evidencia sobre el impacto positivo de inversiones tempranas y permanentes en habilidades socio emocionales y su impacto en mejorar las perspectivas socio económicas de la gente.

Todas las partes vinculadas con la educación se beneficiarían de recibir información sobre qué acciones funcionan y guías para fomentar la educación socio emocional en los chicos.

Los países miembros de la OECD y las economías vinculadas a esa organización reconocen la importancia vital de desarrollar habilidades socio emocionales en el ciclo educativo. Varían los métodos entre los países para fomentarlas y existe disparidad en el conocimiento, expectativas y capacidades sobre cómo mejor movilizar estas habilidades en los niños y jóvenes. Diseminar estudios e información ayudaría a entusiasmar a aquellas maestras que puedan tener conocimiento y experiencia limitadas. (Nota: Existe un marco probado que funciona en más de 3.000 centros educativos en el mundo, impactando sobre 2 millones de alumnos y educadores y se puede ver aquí).

Todos quienes están vinculados a la educación de los chicos deben trabajar juntos para asegurar que los jóvenes alcancen una vida plena y sean capaces de contribuir al desarrollo de la sociedad. 

Quienes diseñan las políticas educativas, los educadores, padres e investigadores pueden asistir en el proceso de expandir el potencial de crecimiento de los chicos, participando activamente en el desarrollo de habilidades dentro de su área de control respectiva. Sin embargo, dado que “las habilidades engendran habilidades” las políticas educativas y programas deben asegurar coherencia a través de los contextos educativos (familia, centro de estudios y la comunidad) y las diversas etapas de desarrollo del ciclo educativo (primaria, secundaria, bachillerato, técnica, terciaria). Esta es una forma muy valiosa de maximizar los retornos de inversión en habilidades sobre el ciclo de vida de cualquier individuo. (Nota: El Líder en Mí cuenta con un marco completo que comprende capacitación docente y materiales para clase para los siguientes niveles educativos. pre escolares – 4 y 5 años -, primaria, secundaria, bachillerato, y nivel universitario).

 El rol de la educación en habilidades en el mundo actual 

El clima socio económico global trae nuevos retos que afectan el futuro de jóvenes en todo el mundo. Una buena educación ya no es suficiente para obtener un buen trabajo. Las habilidades cognitivas tienen valor, pero las habilidades socio emocionales como la perseverancia,  auto control y resiliencia son igualmente importantes. Todas estas habilidades deben ser fomentadas para que los individuos y la sociedad prosperen.

abp

Los contextos de aprendizaje, habilidades y evolución social: un marco conceptual 

Las habilidades socio emocionales juegan un rol particularmente importante cuando los individuos persiguen metas, trabajan para otros y gerencian emociones. Las habilidades se desarrollan progresivamente, construyendo sobre habilidades adquiridas previamente y sobre nuevos conocimientos. Aquellos que comienzan a desarrollar sus habilidades tempranamente, alcanzan más que los demás, aunque la adolescencia es también un momento clave para el desarrollo de las habilidades socio emocionales.

Habilidades que fomentan éxitos de por vida

Algunas intervenciones para aumentar habilidades en jóvenes de entornos vulnerables han demostrado resultados sociales de largo plazo impresionantes. Las intervenciones más exitosas tienden a enfocarse en fortalecer las habilidades que le permiten a la gente alcanzar sus metas, trabajar con otros, manejar sus emociones, con la concientización, sociabilidad y estabilidad emocional apareciendo como particularmente relevantes.

Contextos educativos que movilizan la formación de habilidades 

Las habilidades socio emocionales juegan un rol particularmente importante en la formación de habilidades, dado que no solo impulsan el desarrollo futuro de habilidades socio emocionales, sino que también en las habilidades cognitivas. La participación y apego de los padres tiene un impacto considerable en el desarrollo de las habilidades socio emocionales de los primeros años de los chicos. Programas escolares también juegan un rol al promover la interacción intensiva entre educadores y los niños.

Prácticas, políticas y evaluaciones que promueven las habilidades socio emocionales 

Las habilidades más individualizadas en curriculos nacionales incluyen: autonomía, responsabilidad, pensamiento crítico, tolerancia, comprensión inter cultural. Los países movilizan una variedad de actividades curriculares y extra curriculares que promueven estas habilidades. La mayoría de los currículos nacionales incluyen temas que apuntan a las habilidades socio emocionales en forma tradicional (educación física, salud, cívica, moral/religiosa), o a través de contenido específico. Algunos países además incorporan el desarrollo de habilidades socio emocionales en el currículo. Claramente actividades extra curriculares como arte, música, deportes, consejos de alumnos, trabajo voluntario con la comunidad, también son realizados. Si bien algunos países proveen guías sobre cómo medirlas, no muchos proveen lineamientos sobre cómo enseñarlos. Esto le provee libertad a los educadores e instituciones educativas para diseñar sus propias lecciones, pero no ayuda a los educadores que no tienen la seguridad de cómo es mejor enseñar estas habilidades.

En resumen 

Diversos tipos de habilidades son particularmente importantes para alcanzar distintos resultados. Las habilidades cognitivas son necesarias para mejorar los resultados en educación y trabajo. Las habilidades socio emocionales juegan un rol clave en promover estilos de vida más sanos, ciudadanía responsable y activa, mejorar la satisfacción con la vida y tener sociedades más seguras.

Las habilidades cognitivas y socio emocionales no actúan aisladas las unas de las otras en el proceso de promover comportamientos y resultados positivos. Estas habilidades interactúan entre sí, fertilizándose transversalmente y se apalancan para contribuir al mejor desarrollo del individuo y la sociedad. La capacidad de los niños y jóvenes de alcanzar metas, trabajar efectivamente con los demás y manejar sus emociones ayudan a mejorar los resultados de sus vidas, sea el ámbito que sea.

Las habilidades socio emocionales pueden ser aprendidas y fortalecidas y le permiten a una persona actuar consistente y exitosa mente en la realización de una tarea, y son herramientas sobre las que se puede construir y extender en la medida que haya:

  1. una relación cercana, cálida y de apoyo permanente de los padres y familia
  2. exista consistencia y calidad en la enseñanza
  3. se apoye a docentes y alumnos con prácticas de aprendizaje secuenciadas (adaptadas a cada año escolar), que promuevan la actividad, sean explícitas y enfocadas en el temario.
  4. Intervengan idealmente desde temprana edad (pre escolares) y la adolescencia

Como el aprendizaje de habilidades socio emocionales se da en contextos diferentes, tanto dentro como fuera de la educación formal, todas las partes interesadas deben realizar un esfuerzo concertado: centros educativos, familias comunidades.

La evidencia sugiere que si bien el mejor momento para intervenir en los chicos es durante su temprana infancia, la ventana de oportunidad se mantiene abierta hasta la adolescencia. También sugiere que como las habilidades se construyen sobre habilidades, cuanto antes resulte esa intervención, más podrá ser capitalizada por los chicos y más se reducirán las inequidades educativas, que luego se pueden transformar en inequidades laborales.


 

El informe antepuesto se extrajo de un documento realizado por la OECD. El documento original se puede ver en el siguiente sitio. OECD (2015), Skills for Social Progress: The Power of Social and Emotional Skills, OECD Skills Studies, OECD Publishing. http://dx.doi.org/10.1787/9789264226159-en


 

Franklin Covey Educación cuenta con un modelo educativo denominado El Líder en Mí que cuenta con un marco claro para enseñar habilidades socio emocionales  a adultos y jóvenes, desde los 4 años de edad hasta nivel universitario. Hoy se implementa en más de 3.000 centros educativos públicos y privados, urbanos y rurales, religiosos y laicos, grandes y pequeños, en los 5 continentes. Por más información: www.franklincovey.edu.uy ; o  comuníquese con nosotros en capacitar@franklincovey.edu.uy.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

thời trang trẻ emWordpress Themes Total Freetư vấn xây nhàthời trang trẻ emshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữHouse Design Blog - Interior Design and Architecture Inspiration