ABP 2: El aprendizaje por proyectos implica poner al alumno en el centro

El 1º de diciembre del 2016 se reunieron cuatro educadores, representantes de entidades educativas con una rica experiencia en Aprendizaje en Base a Proyectos, invitados por la Universitat Abat Oliva.

Los cuatro han planteado el aprendizaje basado en proyectos como algo que trasciende de la aplicación individual por parte de un docente, ya que, para ser real, ha de transformar por completo la escuela y su funcionamiento. Es decir, un cambio de paradigma conforme al cual se han de organizar horarios, grupos e, incluso, los espacios de la escuela.

Otros conceptos ligados al aprendizaje basado en proyectos a los que se ha hecho alusión repetidamente son la multidisciplinariedad y la heterogeneidad. Los ponentes consideran necesario romper con la fragmentación en materias y desarrollar proyectos en los que esté implicado todo un equipo docente y que patrocine un conocimiento relacional. Además, se ha hecho referencia a la importancia de que el aula sea espejo del mundo, de la realidad, razón por la que conviene formar grupos heterogéneos, caracterizados por la diversidad.

Finalmente, el aprendizaje basado en proyectos redefine, según han explicado, el rol que le corresponde al profesor y al alumno. El primero deja de ser un transmisor para convertirse en un acompañante, un guía. El estudiante se convierte en el centro mismo del proceso, en el eje en torno al que todo gira.

El aprendizaje por proyectos implica transformar la escuela y poner al alumno en el centro

Los representantes de Jesuïtes Educació, el Col·legi Montserrat, la Escola Pia de Catalunya y el Institut de Sils han participado en una sesión monográfica por la innovación educativa de la Universitat Abat Oliba CEU, enfocado al Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Para inspirar el coloquio entre los asistentes al acto, se han sucedido las intervenciones de cuatro profesionales de la enseñanza implicados en la materialización del cambio en el mundo educativo: el asesor estratégico en transformación educativa y cultura organizacional de Jesuïtes Educació Xavier Aragay, la directora de Educación Infantil y Primaria Co·legi Montserrat, Marta Molina; el miembro del área de Proyecto Educativo Escola Pia de Catalunya, Jaume Montsalvatge, y la directora Institut de Sils, Iolanda Arboleas.

Los cuatro ponentes han coincidido en señalar que la innovación en la educación, en general, y la aplicación del modelo ABP, en particular, no puede reducirse a un esfuerzo individual o a un proyecto concreto, sino que debe ser algo que cambie la escuela en profundidad.

Se trata de “pasar de maestros que trabajan con proyectos e innovan, a escuelas que adoptan este modelo e innovan”, ha señalado Montsalvatge. “Hay que darle la vuelta a la escuela”, ha observado Aragay. Éste ha explicado que lo adecuado es diferenciar modelo educativo de modelo pedagógico. “El primero hace referencia al modelo de persona que queremos formar y, de acuerdo con ello, se concibe el modelo pedagógico”. Es decir, la idea debe preceder al procedimiento, una premisa en la que se ha detenido también Arboleas al señalar que “para comenzar no hay que hablar de metodología, sino de un marco ideológico”. En esta línea, ha compartido su ideal de “escuela inclusiva” y agente del cambio. “Transformar la sociedad debe ser el reto de la escuela”.

et2

Cambios visibles

La adopción del aprendizaje por proyectos debe tener también expresión en cuestiones logísticas, organizativas e, incluso, de distribución de los espacios. Este tipo de educación “no puede convivir con estructuras jerarquizadas”, ni tampoco la escuela puede ser un espacio de “aulas y pasillos, sino que ha de mostrarse como un contenedor apto para que se pueda crecer y compartir”.

El proyecto ‘Nueva Escuela Intermedia’, en la que se integran alumnos de quinto y sexto de primaria con los de primero y segundo de secundaria participa de este ideal de intercambio, del aprendizaje “constructivo”, ha expuesto Aragay.

Del mismo modo, la rigidez de la distribución de los contenidos en compartimentos estancos de horas y materias supone un factor “limitante”, a juicio de Montsalvatge. Para salvar esta limitación, la apuesta ha de ser por “equipos educativos interdisciplinarios que lleven a cabo proyectos en franjas de tiempo flexible. La vida no se compartimenta en secciones de una hora”, ha argumentado. La interdisciplinariedad es definitoria para la Escola Pia.

Educar para la diversidad

Y es que el propósito de la educación ha de ser formar personas para la vida. Una vida cuya amplitud y diversidad sobrepasa los estrechos márgenes de esquemas culturales preestablecidos. De ello se dio cuenta Marta Molina a lo largo de sus siete años de experiencia en una escuela de Camerún. “Muchas de las cosas que había aprendido no servían para nada y otras sólo eran válidas dentro de un marco cultural determinado”. La experiencia de la diversidad debe ser un valor en sí mismo. Si el objetivo de la enseñanza es educar para la vida, el aula debe ser reflejo de su heterogeneidad. “Tenemos un sistema que clasifica a las personas y reproduce la desigualdad”, para romper con esta dinámica, la clase ha de ser inclusiva y “ser una muestra representativa del mundo que tenemos alrededor”, ha subrayado Arboleas.

Cambio de roles

El ABP conlleva, asimismo, un cambio radical en el rol de alumno y profesor. “El centro es el alumno y su aprendizaje, el profesor es acompañante y guía”, ha descrito Molina. El eje de la actividad ha de ser el estudiante, la enseñanza “no debe girar alrededor del profesor, las áreas y las materias”, ratifica Montsalvatge.

Nota: en breve publicaremos una entrevista en profundidad al director de una escuela catalana que cuenta su experiencia con ABP.


Para un centro educativo o educador que se plantea la posibilidad de implementar el ABP (aprendizaje en base a proyectos) como metodología, se parte con una enorme ventaja y tendrá mucho más éxito en su propuesta si sus alumnos saben manejar previamente ciertas habilidades socio emocionales esenciales: comprender su responsabilidad personal, iniciativa, área de control/no control, saber planificar y ordenar las tareas a realizar, priorizar correctamente, tener una mentalidad abierta a las ideas de sus compañeros, saber escuchar y valorar las opiniones de los demás, comprender que todos nacemos distintos y que la riqueza de esa diversidad es la que permite desarrollar innovaciones.

El Líder en Mí promueve precisamente estas habilidades. Por más información: www.franklincovey.edu.uy y www.elliderenmi.edu.uy. Por consultas: capacitar@franklincovey.edu.uy.  

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

thời trang trẻ emWordpress Themes Total Freetư vấn xây nhàthời trang trẻ emshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữHouse Design Blog - Interior Design and Architecture Inspiration