6 sugerencias para llevarse bien con un adolescente

Si, es cierto, hay días cuando puede parecer que su hijo o hija adolescente y Ud. están en bandos totalmente opuestos y que no hay terreno en común, pero no desespere, veamos algunas sugerencias sobre cómo abordar las diferencias cuando surgen.

Fijar normas

Las investigaciones coinciden en que los jóvenes responden mejor cuando los padres equilibran por un lado control y por el otro, una respuesta flexible a las necesidades de sus hijos adolescentes. Fijan normas claras, un marco razonable dentro del cual los adolescentes pueden actuar. Apoyan abiertamente todos los atributos y actitudes positivas de sus hijos, explican su proceso de toma de decisión cuando son contrarios a los deseos de sus hijos y empoderan a los chicos para que se independicen.

En términos prácticos, todo esto se ve durante el trascurso de las conversaciones difíciles, las discusiones, las luchas de poder. El concepto ideal es ser medido y pensar bien las respuestas cuando ocurren las inevitables explosiones de humor juvenil.

Cómo hacer que el conflicto funcione 

La respuesta es empatía: ver su punto de vista primero, para que ellos luego puedan comprender el suyo. Haga todos los esfuerzos para comprender su punto de vista antes de presentar sus argumentos y razones. Esto no quiere decir que tiene que estar siempre de acuerdo con ellos, simplemente asegúrese de realizar el esfuerzo por comprender cabalmente a su adolescente y que ellos sientan que realmente tiene interés en las respuestas y razones. Comprender y compartir son verbos distintos, téngalo claro. Pregúntele por qué el asunto es importante y escuche atentamente la respuesta, con sus oídos, mente y corazón. Quizás se sienta solo, cohibido, o tenga miedo. Cuanto más y mejor información tenga, mejor podrá evaluar la situación. Luego de escuchar, valide lo que su hijo siente. Cuando un adolescente se siente escuchado y comprendido por sus padres, se vuelve más dispuesto a escuchar otro punto de vista!

Ataque al problema, no a su hijo 

Cuando las emociones comienzan a levantar presión es fácil generalizar un problema y cargarlo sobre la persona. En lugar de seguir ese camino, concéntrese en el problema y recuerde todas las buenas cualidades que tiene su adolescente. Siéntense del mismo lado, en lugar de sentarse enfrentados. Recuérdense mutuamente las metas compartidas que tienen a pesar de ese problema en particular y subrayen la voluntad de vencer al problema y no vencerse uno al otro. Su hijo se sentirá menos a la defensiva y estará más dispuesto a colaborar en la búsqueda de una solución mutuamente satisfactoria.

Conceda un centímetro, para que no le saquen un kilómetro 

Use su sentido común y sea flexible cuando discuta normas y decisiones. Evalúe temas importantes caso a caso. Ofrézcale opciones a su adolescente. Proponga un par de opciones razonables que le permita a su hijo mantener algún control sobre su vida y le resulte más fácil mantenerse dentro del marco de acciones que Ud. le haya fijado.

teen

Mantenga su perspectiva

Cuando hable con su hijo adolescente, recuerde los valores con los que Ud. se identifica y que – a su vez – quiere que su hijo aprenda. Respire hondo, recuerde que es el tipo de padre o madre que puede enfrentarse un conflicto familiar constructivamente y use toda su paciencia para llegar al corazón de su hijo, siendo todo lo flexible que deba, manteniendo las cosas en perspectiva. Si Ud. valora el respeto, por ejemplo, trate a su hijo adolescente con respeto para modelar este valor y cuéntele por qué el respeto es un valor tan importante para Ud.

Razonamiento y comportamiento

Explique sus procesos de razonamiento. Describa sus sentimientos y pensamientos y cómo esos sentimientos y pensamientos se traducen en su comportamiento. La mente de un adolescente aún está desarrollando su funcionamiento cognitivo de alto nivel, la regulación de sus emociones, sus habilidades para tomar decisiones y su auto conciencia. Ud. puede ayudarlo a desarrollar su habilidad para mentalizar. Cuando explica lo que siente y cómo se vincula esto con sus comportamientos, le genera un molde, plantilla o modelo de cómo ellos manejarán sus propios problemas y sentimientos en el futuro.

Los adolescentes realmente aprenden del modelado de sus padres. Escuchan lo que Ud. dice y mucho más de lo que los padres creen. Puede parecer que esté dejando de lado su opinión, pero he escuchado a muchos adolescentes contarme que lo que realmente están haciendo es procesando lo que Ud. le dice y su punto de vista les importa y mucho.

Si bien su hijo o hija adolescente no siempre lo expresará directamente, sepa que están prestando atención y que precisan escuchar lo que Ud. tiene para decir.

El material antepuesto fue tomado de un artículo escrito por la Dra. Shannon Kolakowski, en el Huffington Post. 

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

thời trang trẻ emWordpress Themes Total Freetư vấn xây nhàthời trang trẻ emshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữHouse Design Blog - Interior Design and Architecture Inspiration